Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 32 invitados conectado

"No One Lives"(Nadie vive): malos vs malos

nadie_vive_1_Ew

“Nadie vive”, se llama esta película, aunque al decir el título parecería que nos estuvieran contando el final. Después hay que ver la película para ver si la premisa se cumple o no.

Pero justamente si algo tiene de interesante esta obra del director japonés Ryûhei Kitamura, es que a lo largo de la hora y media que dura, se torna cada vez más impredecible.

Como muchas cintas de terror, esta empieza con una pareja en la ruta; antes vimos a unos maleantes, ladrones a los que no les importa matar para salirse con la suya, y claro, ambas líneas se van a cruzar, en un restaurante prácticamente vacío, bien de pueblo.

nadie_vive_2_Ew

Pero poco después de ese encuentro, el film protagonizado por el actor Luke Evans toma una de sus primeras vueltas, quizás hasta esta sí, la veíamos venir. Esta pareja que parece tener sus propios problemas sentimentales es atacada por esta bandita.

Sin embargo, es apenas unos minutos después, cuando ya no sabemos para dónde va el film, cuando ya no sabemos quién es quién y por qué está ahí, sólo vemos mucha sangre derramada, alguna escena realmente retorcida, y de repente está todo ahí puesto sobre la mesa.

El resto de la película es una lucha feroz, con una historia de amor, enfermiza claro, en el medio, entre personajes que se destacan principalmente por ser “malvados”. No parece haber buenas personas, o nunca lo fueron o la vida los hizo así o directamente no sabemos y no nos importa por qué cada uno actúa como actúa.

nadie_vive_3_Ew

No hay mucha profundidad en los personajes así que con muchas motivaciones hay que especular. El bajo presupuesto de la película nada tiene que ver con las malas actuaciones de cada uno de los protagonistas ni las muchas inconsistencias que tiene el guión, aun así, el film merece ser visto por cualquier fanático del género, que sepa entusiasmarse con escenas extremadamente sangrientas y, claro, que no se impresione.

Porque una vez que se entra en el juego, es imposible no sentirse extasiado. Las muertes (y hay algo en el medio que parece una resurrección y es realmente impresionante) son en general bastante buenas y esas sí que no dejan una gota de sangre a la imaginación.

Resumiendo, película sólo para aptos del cine gore, que no esperen mucho más que una película con buenas escenas del género, y con una historia que si se hubiera pulido un poco más, podría haber resultado mucho más atrapante.

 Anexo Crítica Fernando Sandro

Tomamos un poco de acá, otro poco de allá, y un poquito de más allá y ¿tenemos algo original?, eso habría que preguntárselo a Ryûhei Kitamura o a David Cohen, director y guionista respectivamente de Nadie vive, nuevo exponente del género terror que se presenta como algo distinto, pero del cual, raspando sólo un poco podremos ver sus variados orígenes.

 Antes de popularizarse las sagas de slashers allá por los ’80, una década antes el género se iba gestando a besa de varias películas basadas en venganzas sangrientas, algo que luego se conocería como “rampage”; los títulos más recordados son Escupiré sobre tu tumba y Ultraje al amanecer (ambas con sendas remakes recientes). Nadie vive parece ser una vuelta de tuerca al “una persona sufre un delito atroz y la respuesta al mismo es mucho más brutal”.

La nombrada vuelta de tuerca (una de las muchas que pretende dar el guión) es que en verdad, la víctima original no se convertirá en un asesino, sino que ya desde antes se trata de un asesino serial; estaríamos entonces frente a victimarios que se meten con la persona equivocada porque es peor que ellos… algo que ya vimos en la saga The Collector/The Collection.

EwNoOneLives1

Así podríamos estar analizando punto por punto de este slasher para encontrarle referencias no muy lejanas que hasta llegan a Saw y sus secuelas o la seguidilla de Martes 13 y su bosque de muerte; pero mejor centrémonos en lo que el espectador puede disfrutar.

Una pareja viaja por la ruta en auto, se ve desde el vamos que tiene algunos problemitas. Por otro lado, tenemos a un grupo de delincuentes que asaltan casas y cometen actos de vandalismos varios. Los segundos se cruzan con los primeros, secuestran a la pareja, la llevan a una casa abandonada, pero claro, el hombre resulta ser un asesino de mujeres y encima ahora tiene excusa para matar a gusto.

Rápidamente tenemos una película de victimarios cazados, efectista, con algunas muertes cruentas logradas aunque trilladas y previsibles (salvo alguna que sorprende). Hasta acá estaríamos frente a un producto menor aunque cumplidor. Con un asesino serial ganchero (buena labor de Luke Evans) y unas víctimas que queremos que se mueran rápido. Pero el film, pese a su escaza duración sigue acumulando vueltas y subtramas, intenta demostrar el pasado del asesino, y contar algo más, lo cual hace que la matanza vaya perdiendo interés, y más grave aún, que la figura del asesino pierda peso.

EWNoOneLives2

Ryûhei Kitamura tiene experiencia en films de género como Azumi, Versus o su debut en Hollywood con la mucho más interesante The Midnight Meat Train; aquí cumple una función correcta, otorga un clima entre ominoso y sucio, y es el encargado de recordarnos que estamos ante un film de respeto y homenaje a los clásicos. Pero se encuentra atado a un guión que en más de una oportunidad no le responde, que comienza de un modo simple y directo para ubicar a la acción y que en plan de ser novedoso le agrega elementos apropiados de otros films que parecieran serle ajenos.

Nadie vive, que llega con dos años de retraso y de manera limitada a nuestra cartelera, da la sensación de haber podido ser un mucho mejor exponente de género de lo que es; lo que termina entregando es un producto aceptable para fanáticos no muy pretenciosos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar