Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 39 invitados conectado

"What they had" (Lo que fuimos): la última estación

La ópera prima de la directora y guionista Elizabeth Chomko es un sensible drama familiar protagonizado por Hilary Swank, Michael Shannon, Robert Forster, Blythe Danner y Taissa Farmiga. La película comienza con la familia viéndose reunida después de mucho tiempo a causa de la desaparición de la madre en medio de la noche que, desvariando, se fue de la casa.

Aunque pronto la encuentran, ellos se ven teniendo que decidir qué van a hacer con ella, que no puede estar sola. A partir de ese reencuentro entre hermanos, padres e hijos, incluso abuelos y nieta, es que se van desplegando otras aristas que dejan en evidencia a un grupo de adultos que llevan sus vidas como pueden.

Uno es dueño de un bar que atiende él mismo y solo, y acaba de separarse; otra se siente cada vez más alejada de su marido y de su hija y en este regreso a la casa de su padre se le cruza además alguien del pasado que también viene a removerle un poquito los estantes; y la más joven se encuentra perdiendo tiempo y el dinero de su padre en una universidad donde no planea quedarse.

"Annabelle comes home" (Annabelle 3: vuelve a casa) (review 2): Mil intentos y ni un invento

La tercera entrega de esta saga spin off de "El conjuro", "Annabelle 3: Viene a casa", tiene para ofrecer lo que muchos se venían preguntando desde la primer película de los Warren ¿Qué pasaría si ese sótano plagado de objetos poseídos se liberase? No esperen mucho de la respuesta.

No es tan común que las grandes productoras se jueguen por una película de terror a todo trapo, con un presupuesto considerable, y una maquinaria dispuesta a posicionarla como una película fuerte en la taquilla. Si lo hacen suele ser en base a un remake, adaptación, o un personaje ya probado (el caso de It que este año tiene a su secuela como una de las películas más esperadas y promocionadas).

"No soy tu mami" (review 2): el discreto encanto de la maternidad

En algún momento Julia Roberts fue la reina de la comedia “blanca” antes de dar algunos volantazos y modificaciones en su carrera a medida que la edad le exigió ciertos cambios.

Tom Hanks y Meg Ryan nos enamoraron con comedias simples, bastante obvias, a las que se les cuestionaba poco y nada. Emma Stone y Ryan Gosling hacen una buena pareja en “Crazy, Stupid Love” pero tampoco el guion es una genialidad por más que tuviese momentos de mucho lucimiento y sin ir más lejos, cualquier receta hollywoodense no es, a los ojos de la crítica, tan castigada como cuando hablamos de comedias románticas argentinas.

Más artículos...