Cuál es la forma en que mayoritariamente ves películas?
 
Tenemos 60 invitados conectado

“Dora And The Lost City of Gold” (Dora y la ciudad perdida): La aventura del descubrimiento

Sorpresa en la cartelera. "Dora y la ciudad perdida", de James Bobin, es un efectivo producto que, no solo adapta correctamente a la serie animada, funciona en todos los niveles que se propone. Lograr adaptar una serie animada al live action en la gran pantalla puede ser una tarea bastante complicada.

Para ejemplos, tenemos a las abominables "Underdog", "El Oso Yogui", "Garfield" 1 y 2, cualquiera de la saga de "Alvin y las ardillas", "Inspector Gadget", o hasta "Transformers", entre otras. Hay una disyuntiva latente, seguir haciendo el producto para el público infantil al que la serie iba dirigida, o trasladarlo al contento del adulto. Cuestión que se ha resuelto entre films anacrónicos e irritantes, y otros de dudoso gusto.

"Mekong-Paraná": los últimos laosianos

“MEKONG-PARANA” es de esos documentales que comienzan tranquilos, apacibles, con una historia que uno no sabe ni siquiera a ciencia cierta hacia dónde nos irá conduciendo. Y es así como uno, como espectador va encontrando el asombro, en el contacto con esos personajes cálidos, sinceros, que no ocultan nada a la cámara y que emocionan de una forma genuina. 

El documental de Ignacio Luccisano aborda el retrato de inmigrantes laosianos que un poco por azar, un poco por aventura, llegan y se instalan en la provincia de Santa Fe, con el único objetivo de dejar atrás una historia intensa y dolorosa luego de la Guerra de Vietnam y la invasión de su territorio por parte de los Estados Unidos.

"Shalom Taiwan": las buenas intenciones

La ópera prima en ficción de Walter Tejblum, "Shalom Taiwán" es una emotiva comedia dramática – con el dramática subrayado – que apela al costumbrismo y a un puñado de personajes de nobles actitudes. Es difícil saber cuánto influye el contexto social en la realización de una obra artística.

El cine argentino tiene tradición en reflejar en la pantalla los humores y preocupaciones de la sociedad en ese momento. Los períodos de crisis parecieran acrecentar esta capacidad. Que el cine sea la voz para reflejar esa queja, esa lágrima atravesada, que el espectador como individuo no puede hacer llegar a las altas esferas.

Más artículos...